Imprimir

Barritas Energéticas Deshidratadas

Barritas energéticas deshidratadas - Estas barritas energéticas deshidratadas son el snack perfecto. Se conservan más tiempo que las crudas y son más nutritivas que las horneadas.

5 de 2 puntuaciones

Estas barritas energéticas deshidratadas son el snack perfecto. Se conservan más tiempo que las crudas y son más nutritivas que las horneadas.

Ingredientes

Scale
  • 150 g de almendras crudas (1 taza)
  • 120 g de copos de avena (1 taza)
  • 100 g de dátiles (1/2 taza)
  • 4 cucharadas de leche vegetal

Para la mermelada de chía::

  • 160 g de arándanos (1 taza)
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharada de agua

Instrucciones

  1. Bate las almendras y los copos de avena en un procesador de alimentos hasta que tengan una consistencia como de harina o un poco más grande. A mi me gusta batirlos por separado para que queden más finos, pero no es necesario. Reserva. Si no tienes un procesador de alimentos, usa una batidora de vaso.
  2. Bate los dátiles hasta que se trituren en trocitos más pequeños.
  3. Añade las almendras y la avena que habías batido y la leche vegetal.
  4. Bate hasta obtener una masa homogénea. Normalmente se suele hacer una bola en el procesador de alimentos.
  5. Pon un papel de hornear sobre una encimera o mesa y extiende la masa con ayuda de tus manos o de un rodillo.
  6. Colócala con el papel de hornear con cuidado sobre la bandeja del deshidratador y deshidrata a 40ºC ó 105ºF durante 3 horas o hasta que la masa esté lista (no tiene que estar pegajosa por fuera, sino más bien dura).
  7. Dale la vuelta y deshidrata otros 30 minutos más para que esté bien hecha por los dos lados.
  8. Déjala enfriar completamente y córtala con ayuda de un cuchillo para darle forma de barritas energéticas. Nosotros hicimos 8, pero sobraron los bordes para hacerlas más bonitas.
  9. Decora con mermelada de chía y tus toppings preferidas. Nosotros le echamos almendras laminadas.

Para la mermelada de chía::

  1. Mezcla en un bote todos los ingredientes y déjala reposar en la nevera durante al menos 4 horas, lo ideal es toda la noche.

Notas

Si utilizas copos de avena con un contenido en gluten menor de 20 ppm ó 20 mg/kg, será una receta apta para celíacos como indica el reglamento CE 41/2009. De todas formas, las personas con sensibilidad intensa al gluten pueden presentar síntomas por debajo de las 20 ppm, así que deberían tener en cuenta su nivel de tolerancia.