Imprimir

Cómo Hacer Manteca de Coco

Cómo Hacer Manteca de Coco. - Cómo hacer manteca de coco con 1 ingrediente y en tan sólo 1 ó 2 minutos. Es muy fácil, versátil y está increíblemente deliciosa. #vegano #singluten #danzadefogones

4.8 de 5 puntuaciones

Cómo hacer manteca de coco con 1 ingrediente y en tan sólo 1 ó 2 minutos. Es muy fácil, versátil y está increíblemente deliciosa.

Scale

Ingredientes

Instrucciones

  1. Para hacer esta receta lo ideal es usar una batidora potente (nosotros utilizamos una Vitamix), aunque también se puede hacer con un procesador de alimentos. Lo malo del procesador es que vas a necesitar más tiempo (unos 8-10 minutos, aunque ésto puede variar en función de la potencia) y la textura que queda con la batidora es más suave y tiene menos grumos.
  2. Si no quieres hacer tanta manteca tienes que tener cuidado de no echar muy poca cantidad de coco porque entonces la batidora o el procesador no podrá batirlo bien. Lo ideal es echar al menos 2 tazas (180 g).
  3. Echa el coco rallado en el vaso de la batidora (o en el procesador de alimentos) y bate hasta obtener una consistencia de crema (similar a la mantequilla de cacahuete o de almendras). Suele tardar 1 ó 2 minutos y es probable que tengas que parar la máquina y remover el coco porque se atascará. A mi me gusta poner la batidora a una potencia alta o a máxima potencia, pero es cuestión de gustos.
  4. Puedes guardarla en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante al menos 2 semanas. La manteca tiende a endurecerse y a veces a separarse en dos capas (una sólida y otra aceitosa), en ese caso puedes removerla o calentar un poco el tarro (debajo del grifo con agua caliente, al baño maría o en el micro). Si vas a servirla sobre comida caliente se derretirá con el calor.
  5. La manteca de coco queda muy rica untada sobre pan, puedes añadirla a tus smoothies o gachas de avena, también está deliciosa sobre batata o calabaza asada o en general se puede utilizar para cualquier receta en la que se usen mantequillas o cremas de frutos secos (como la mantequilla de cacahuete o la de almendras), o incluso mantequilla o margarina.

Notas

Nutrición