Imprimir

Galletas de Avena Deshidratadas

Galletas de avena deshidratadas - Estas galletas de avena deshidratadas son muy fáciles de hacer y mantienen sus nutrientes intactos al estar deshidratadas. ¡Merece la pena probarlas!

4.5 de 2 puntuaciones

Estas galletas de avena deshidratadas son muy fáciles de hacer y mantienen sus nutrientes intactos al estar deshidratadas. ¡Merece la pena probarlas!

Ingredientes

Scale
  • 2 manzanas
  • 4 cucharadas de semillas de lino
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 taza de almendras (80 g)
  • 1/2 taza de dátiles (100 g)
  • 4 tazas de copos de avena (480 g) *

Instrucciones

  1. Lava las manzanas y trocéalas. Puedes pelarlas o no, tú decides.
  2. Echa todos los ingredientes en el procesador de alimentos salvo la avena y bate durante unos segundos hasta que se forme una pasta. Si no tienes procesador, utiliza una batidora de vaso.
  3. Echa la mitad de la avena y vuelve a batir hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  4. Pon el resto de la avena en un bol y mézclala con la masa. Si queda demasiado pegajosa, echa más avena. Si está demasiado seca, echa un poco de agua.
  5. Haz galletas con tus manos de 1/2 cm de grosor (1/4 de pulgada).
  6. Coloca las galletas en la bandeja de la deshidratadora y deshidrátalas a 45ºC ó 113ºF durante 4 horas. Dales la vuelta y deshidrata durante unas 2 horas más. El tiempo es orientativo, dependiendo de tu deshidratadora y de los ingredientes que utilices, puede que necesites más o menos tiempo. Deja las galletas hasta que estén completamente hechas.

Notas

* Si los copos de avena tienen un contenido en gluten menor de 20 ppm ó 20 mg/kg son aptos para celíacos como indica el reglamento CE 41/2009