Bechamel vegana

bechamel-vegana

Hace tiempo os enseñamos a preparar nuestra bechamel casera (que podéis ver aquí), una receta sencilla pero muy resultona, que puede alegrar cualquier plato. Hoy os traemos la versión vegana, es más ligera, sana y está igual de rica.

No os asustéis por el color y la textura que tiene. Es más oscura porque la harina y la leche de esta bechamel aportan más color que las de la versión original, y al utilizar harina de centeno integral no queda una salsa tan fina.

bechamel-vegana

Como podéis ver en la foto de abajo la harina que utilizamos tenía bastantes grumitos, cáscaras y semillas, por eso la salsa tiene el aspecto de ser grumosa, pero os garantizamos que estaba perfectamente ligada.

Si queréis que la salsa se parezca aún más a la original podéis utilizar harina de trigo, en su versión blanca o integral. Nosotros utilizamos aceite de oliva virgen extra pero también podéis utilizar margarina, es una versión menos saludable, sobre todo si usáis margarinas hidrogenadas pero quedará más cremosa que con el aceite.

bechamel-vegana-harina-de-centeno

En cuanto a la leche vegetal, podéis utilizar la que más os guste o la que tengáis a mano. Nuestra bechamel lleva leche de avena casera, si queréis saber como se prepara podéis verlo aquí. Sin embargo, la leche de avena tiene un ligero sabor dulzón, así que probablemente lo ideal sea utilizar leche de soja que tiene un sabor mucho más neutro.

bechamel-vegana

Como veis, esta bechamel vegana es muy similar a la original, sólo hay que cambiar un par de ingredientes para veganizarla y listo. Lo mejor de todo es que el sabor es muy parecido y es apto para intolerantes, alérgicos y veganos, es más ligera y mucho más sana, ¿a qué esperáis para probarla?

bechamel-vegana

Bechamel vegana
 
Prep
Cocción
Total
 
Ingredientes
  • 4 cucharadas aceite de oliva virgen extra (unos 60 gramos)
  • 60 gramos de harina (nosotros utilizamos de centeno integral)
  • 600 mililitros de leche vegetal (nosotros usamos leche de avena)
  • Sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto
Instrucciones
  1. Echamos el aceite en un cazo y lo calentamos.
  2. Añadimos la harina y removemos para que se integre. La dejamos en el fuego un par de minutos hasta que se dore.
  3. Agregamos la leche muy poco a poco y sin dejar de remover para que no salgan grumos. Hay quien dice que sale mejor con leche caliente, pero nosotros utilizamos leche fría o del tiempo ya que nos sale perfectamente y nos ahorramos calentarla, lo importante es remover bien y añadirla lentamente. En función de la harina que utilicéis es posible que necesitéis añadir más leche, así que si veis que os queda demasiado espesa le echáis más y listo.
  4. Para terminar, echamos sal, pimienta y nuez moscada al gusto, teniendo cuidado de no pasarnos con esta última porque aporta mucho sabor.

 

Share on Facebook159Tweet about this on Twitter3Share on Google+35Share on StumbleUpon1Pin on Pinterest101Email this to someone

Recibe más recetas deliciosas como esta directamente en tu email

Comentarios

  1. Aisha dice

    El color es lo de menos. La pinta es estupenda y debe de estar riquísima. Ya tengo una lista de pendientes que me llega hasta el año 2050 :P jajajajaja
    besos

  2. Paloma dice

    Muy buena! He hecho una pequeña variación ya que no puedo comer harina de centeno. En mi caso he puesto harina de arroz integral y ha salido con un delicioso sabor.
    MIL GRACIAS!!

  3. Sheila dice

    Hola, muy interesante tu receta, yo la bechamel la hago siempre con maizena (nunca con harina, así no se tiene tampoco problemas de grumos ni hay que sofreir nada y en mi opinión queda más ligera)y leche sin lactosa (porque es la que tomo por problemas de estómago) la mezclo en frio y la pongo al fuego medio a espesar, le echo sal, pim,nuez mosc. y aceite de maiz poquísimo ya al final que ha espesado, si le agrego queso rallado 10% graso no le pongo el aceite. Claro que si la bechamel es para invitados entonces cuando la bajo del fuego le agrego también huevos batidos y claro no es tan saludable, de todas maneras probaré tu receta para hacer algo diferente. Muchas gracias y muchos saludos!!!!

    • Iosune dice

      Nosotros es que somos veganos y no consumimos lácteos ni huevos :) Prueba esta versión o alguna vegetal, son mucho más ligeras y saludables. Un saludo!!!!

  4. Ismael dice

    Déjame que te sugiera algo. Cuando hagas la leche de avena, no la cueles con un colador de tela, hazlo con uno normal, da igual la cantidad de avena que se cuele. El resultado es una crema mas que una leche, pero es perfecta para hacer la bechamel, tanto que incluso puedes prescindir de la harina. Echas en un cazo un poco de aceite, le añades la leche de avena, sal, pimienta y nuez moscada y en unos segundos espesa de forma sorprendentemente rápido. Ya me cuentas. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Vota esta receta: